¡Velad!

Lectura de la Palabra de Dios: Mc 13,33-37:

Velad, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: – «Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡Velad!»

El “sí” de la Palabra de Dios

Dios es así de inesperado y, a veces, de inoportuno. ¡Cómo nos gustaría controlar perfectamente cuándo, cómo, dónde se ha de manifestar Dios! Pero Dios es incontrolable. No sabemos el día ni la hora en la que se va a hacer el encontradizo con nosotros. Pero algo sí tenemos claro: QUIERE ENCONTRARSE CON NOSOTROS. Es su “sí”, su apuesta radical por cada uno de nosotros. Y eso nos tendría que hacer cambiar el rostro y dejarnos de caras largas. ¿Cuándo Dios me incomoda? ¿Siento que Él, en otras ocasiones, es aliento para mi camino? ¿Cuándo lo busco yo? Repite interiormente la siguiente oración: Señor, yo te busco. Pero resulta que Tú ya habías venido a mi encuentro.

primera semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s